Aquí podrás encontrar toda la información que necesitas.

Visita nuestra galería fotográfica.

¡Que corra el aire, pero despacitoooooo!

"Vísteme despacio que tengo muchíííísima prisa" decía don Eladio, a la sazón mi profesor de matemáticas cuando yo hacía como que estudiaba en el colegio del Sacromonte de Granada. Sobre los quince cumplía, y ya estaba habituado a ascender los fines de semana a la Sierra Nevada, pasando por el Hotel del Conde en el, hoy triste e inexplicablemente desaparecido tranvía que moría en la estación del Charcón, y que acompañaba con su chiquichak al bravío río Genil.

Reavivo la memoria, porque cuando yo fui a estudiar interno a Granada, mi padre lo hacía para apartarme de la locura que me llevaba a solo soñar con la dualidad caliza, igual a cueva. No se imaginaba, !o sí!, que me mandaba al paraíso, a la pasión y al enamoramiento por la montaña con mayúscula. Ando más cerca de los setenta que de los sesenta, y esa semilla, que mi padre, granaíno y montañero ocasional en su juventud ¿quiso truncar?, sigue germinando sin conseguir "los cuerdos" que se march....

Leer mas